Juan TrinoLa XXI Subida Ubrique – Benocaz será recordada como una en las que la lluvia fue la gran protagonista, pero no por la cantidad de agua descargada en Ubrique, sino por la incertidumbre y emoción que provocó en el desarrollo de la competición. Y es que en la jornada del sábado, a pesar de que se preveía agua para toda la tarde, la lluvia apareció de manera intermitente y en poca cantidad hasta las 19 horas, momento en el que se desató con toda su intensidad justo cuando los favoritos estaban a punto de tomar la salida. En estas condiciones, Juan Trino (JTR S600) vencía en la clasificación scratch y en la Categoría III, mientras, Joseba  Iraola (Demon Car R34 +) se imponía en la I y en la II lo hacía Javi Villa (BRC B49)

Ángela VilariñoAntes de la disputa de la Carrera 1, la prueba estuvo parada durante casi dos horas debido a que en la segunda manga de entrenamientos un vehículo derramaba aceite sobre el asfalto y organizadores y bomberos se tuvieron que afanar en las labores de limpieza del piso. Todo ello provocó que esta segunda manga fuera neutralizada cuando apenas 5 coches habían podido disputarla. Ya en la primera carrera, la competición siguió su cauce normal hasta que llegó el aguacero que sorprendió a los favoritos del nacional, que habían optado todos por neumáticos en seco. Juan Trino, que salió antes de todo esto,  llegaba a meta deteniendo el cronómetro en un 2:38.232 y marcado el mejor tiempo, seguido de Eduardo Noriego (Peugeot 207 S2000) y Miguel Ángel Clemente (Fiat grande Punto S2000).

José Antonio AznarEn la Categoría I, donde abandonaba Broberg por salida de carretera con su Radical, el vasco Joseba Iraola era el más veloz con más de ocho segundos de ventaja sobre José Albino (Silver Car S2). Tercero terminaba Manuel Avilés (Demon Car CM 1000), mientras que Ángela Vilariño, la más rápida en entrenamientos, acababa sexta. Finalmente, en la Categoría II, Villa mostraba su maestría en lluvia, superando a José Manuel Hidalgo (Silver Car S2) y Juan Antonio Castillo (Speed Car GT-R).

La jornada del domingo amaneció con bastante lluvia pero con los pilotos ya sabedores de a qué atenerse. Tras la manga de entrenamientos, la lluvia desapareció y los pilotos pudieron dar lo mejor de sí mismos. En la Carrera 2, Humberto Janssens (Porsche 997) se arriesgó con los neumáticos de seco y acertó de pleno, llevándose la victoria con 2:25:927, por delante de José Antonio Aznar (Porsche 997) y Eduardo Noriego. En Categoría 1, Ángela Vilariño (Silver Car  EF10) conseguía el mejor tiempo con 2:21:508, que le valía para aventajar a César Rodríguez (BRC B49), ambos con vehículos de la Categoría I, y a Villa, que endosaba una diferencia de más de cuatro segundos a Jonathan Álvarez (BRC CM05 EVO) en la II.

Manolo CaboEra en la tercera y última carrera en la que Vilariño debía refrendar su actuación en la segunda, pero tuvo que abandonar antes de alcanzar la meta lo cual, junto al sensacional 2:17.903 logrado por Villa en esta última pasada, hacían que el ex piloto de GP2 y WTCC se alzase con un triunfo muy trabajado, tanto en la clasificación scratch como en la Categoría II en la suma de los dos mejores tiempos del fin de semana. Rodríguez se veía superado en esta última manga por Joseba Iraola (Demon Car R34 +) pero todavía conseguía arrebatarle al vasco la segunda posición absoluta y la primera entre los CM+. Álvarez y José Albino (Silver Car S2) completaban las cinco primeras posiciones scratch.

En la Categoria III, José Antonio López-Fombona (Audi R8 LMS ultra) hizo valer su experiencia para vencer por milésimas a Janssens, pero era este último el ganador en su categoría de la Subida Ubrique – Benaocaz, situándose incluso octavo absoluto en la clasificación. Aznar y López-Fombona completaban las otras dos posiciones de podio.

Algunos de los pilotos ubriqueñosEn el Campeonato de Andalucía de Montaña las victorias se las repartieron Miguel Ángel Clemente (FIAT Grande Punto S2000), que ganó la Fase A, y Janssens, vencedor de la Fase B. En cuanto a los ubriqueños, Esteban Gutiérrez (Renault Clío Sport) fue el más rápido en la Fase A, consiguiendo la 6ª posición del scrash andaluz y la 2ª del grupo N, mientras que su hermano José Gutiérrez (Seat león Cupra) conseguía la 11ª de la general. Todos los ubriqueños que tomaron la salida consiguieron finalizar la carrera, como fue el caso de David Suárez (Renault Clío Williams), Pedro Rubiales  (Renault Clío Sport), Juan Miguel García (Citroën Saxo), Francisco Calvillo (Citroën AX), David Martínez (Renault Megane), Antonio Pérez (Nissan Micra), Juan Luis Calvillo (Renault Clío 16 V), Juan Manuel Chacón (Citroën AX), Javier Martínez (Hyundai Accent Pony) y Jesús Saborido (Opel Corsa). En la jornada del domingo, Juan Luis Calvillo no pudo tomar la salida por una rotura de motor, mientras que el resto salía y terminaba. En esta Fase B los más destacados fueron Esteban Gutiérrez, David Suárez y Pedro Rubiales y ante las desfavorables condiciones, todos instaron por no arriesgar y conseguir finalizar la prueba. Pedro Rubiales no pudo tomar la salida en las dos carreras y fue el único abandono que hubo que lamentar.

Hoy hemos repasado con el presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, todo lo sucedido este fin de semana en la XXI Subida Ubrique – Benaocaz.