Metropol 1970 volvió a llevarse otra edición de la maratón de fútbol sala al imponerse en la final a un sorprendente Heladería Ke de Ke por 4 – 1, en un encuentro que los tetracampeones controlaron casi desde el principio, aprovechándose del bajón físico de sus rivales. Metropol 1970 logró ponerse con un 3 – 0 antes del descanso haciendo gala de una mayor experiencia en encuentros como este. Tras la reanudación se limitaron a controlar la situación, aunque Heladería Ke de Ke consiguió reducir distancias y ponerle algo de emoción al marcador. Pero fue un espejismo, ya que el tremendo desgaste para meterse en la final les pasó factura a un equipo de 1ª División muy joven y para el que llegar a la final ha sido toda una gesta. Incluso a falta de un minuto para el final, los jugadores de ambos conjuntos ya dieron por acabado el partido entre abrazos y gestos de deportividad y reconocimiento por parte de unos y otros.

Curro, jugador de Metropol 1970, se llevó el Trofeo Juan Tinajero al mejor jugador de la final.

Para llegar hasta semifinales, Metropol 1970 tuvo un camino más plácido que sus rivales de cuadro. Así, eliminaba en dieciseisavos de final al correoso Los Montes por 2 – 0, para después vencer en octavos ante WASP Autoescuela La Sierra (2 – 4). En cuartos su rival fue Rácing Panteras, al que doblegó por 6 – 2, mientras que en semifinales esperaba un año más la final anticipada ante Estudiantes de Polideporte, que nuevamente se saldó con victoria del Metropol 1970. Estudiantes (el gran favorito) llegó a este partido con un evidente desgaste a pesar de contar con la mejor plantilla del torneo. Las lesiones y el duro partido de cuartos ante los Ciclones (en el que vencieron en los penaltis tras terminar 3 – 3) pareció pasar factura, perdiendo esa frescura de ideas que tanto les caracteriza. El marcador terminó con un 3 – 1 a favor del Metropol 1970.

Por otro lado, Heladería Ke de Ke dejaba en la cuneta a Blin Blin (4 – 0), Pinturas Rafa (2 – 2, venciendo en los penaltis), Porti C. Hnos. Viruez Oliva (4 – 2) y Mandarina Mecánica (4 – 1) al que también se le hizo largo el torneo, ya que llegó a esa semifinal con dos bajas fundamentales por lesión y con el resto del equipo al límite de sus fuerzas físicas tras el duro partido de cuartos ante el CD Elio Morgans en el que ganaron por 6 – 5.

La decepción de este XXIX Maratón de Fútbol sala fue el Marca Nico, que cayó a las primeras de cambio ante Don Odón por 6 – 2.

Hoy hemos dedicado todo nuestro tiempo a este gran evento deportivo, contando con las impresiones del presidente del Comité Local de Fútbol Sala, Daniel Villanueva, y los representantes de los equipos semifinalistas.

Por otra parte, el sábado se celebraba la II Sierra Nevada Límite, una dura prueba cicloturista de 145 Km. en la que marcó el mejor crono José Arquero, entrando en meta con un tiempo de 4h42’01’’, por delante de Oleg Chuzdha y Pedro Sánchez. En cuanto a los ubriqueños que tomaron parte, Francisco Gutiérrez finalizó con 5h30’26’’ en la 59ª posición, mientras que Francisco García Frías lo hizo con 5h50’33’’ en la 116ª posición.

En otro orden de cosas, el ubriqueño Pepe Fernández, jugador del CABU desde las escuelas de baloncesto hasta la categoría senior, ha pasado a formar parte del equipo de recuperadores del Valencia CF en su labor de fisioterapeuta para la presente temporada. Fernández, que alternará el primer equipo con el filial, se desplazará con la expedición ché al stage de pretemporada que realizará en Austria la próxima semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.