Hoy, en la décima y última entrega de El Refugio hemos hablado del I Rogaine Ubrique que se va a celebrar en la noche del próximo sábado y que está organizado por el club Ubrique Orienta. Se trata de una especie de prueba de orientación multiaventura, donde la estrategia, la pericia y la habilidad tendrán la misma o más importancia que el tono físico. El Rogaine comenzará con una serie de pruebas de orientación, donde los participantes tendrán que picar en varias balizas. Para ello se servirán de mapas donde cada pareja trazará el recorrido que crean más adecuado. Los orientadores tendrán que superar además pruebas tan variadas como la fabricación de un preciso en piel, escalada, escalonada, tiro con arco, tiro con cerbatana y una prueba acuática. De todo ello hemos hablado con Juan Barea, promotor de este Rogaine, que nos ha adelantado que ya son 50 las parejas inscritas en la prueba que comenzará a las 21 horas y finalizará a las 23:30.

Por otra parte, en nuestro apartado de monográficos hemos viajado hasta la Sierra de Gredos, una auténtica muralla montañosa en el centro de la península Ibérica, cuya situación geográfica ha forjado el carácter de sus pueblos que han mantenido su esencia durante siglos y han crecido al abrigo de altas montañas, lagos y circos glaciares.

La Sierra de Gredos nos ofrece multitud de opciones para disfrutar de la naturaleza y del montañismo en sus múltiples formas, para conocer sus pueblos y comarcas con su peculiar arquitectura, cultura y gastronomía y para practicar los deportes de aventura.

Está situada entre las provincias de Ávila, Cáceres, Madrid y Toledo. Su máxima altitud se da en la provincia de Ávila en la Plaza del Moro Almanzor a 2.592 m. Está declarada parque regional dentro de Castilla y León, y es el único parque regional, junto con el de Picos de Europa en León, de esta Comunidad Autónoma. Se extiende entre Guadarrama y la Sierra de Gata, desde San Martín de Valdeiglesias hasta las depresiones de la comarca de Béjar

Por último, nos hemos dado un paseo por una ruta de 7,4 Km, Puerto del Boyar – Arcos del Endrinal – Circo del Dornajo. Se trata de un recorrido de los que crean afición para toda la vida, debido al cúmulo de sensaciones que es capaz de ofrecer en apenas cuatro horas de recorrido. En tan breve espacio parecen aunarse en ella muchos de los ingredientes que hacen atractiva a la montaña: paisajes amplios y diversos, circos pétreos, extrañas formaciones geológicas o valles recónditos donde canta la vida, a escasa distancia de canchales tortuosos que inevitablemente nos evocan la muerte. Es, por tanto, de las que dejan huella, nos invitan a la reflexión y nos hacen volver innumerables veces, aunque sólo sea con el recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.