El Ubrique UD cayó el pasado domingo en Espera por 2 – 0, en el primero de los tres partidos consecutivos lejos del Barbadillo que tendrá que jugar el equipo de Miguel Domínguez a estas alturas del calendario. El cuadro serrano no mostró en esta ocasión la intensidad que sí había tenido en los últimos choques, cuestión que quedó patente en el primer gol del Espera, cuando los locales se aprovecharon de un fallo de marcaje de la zaga ubriqueña a la salida de un córner para ponerse por delante en el marcador en el minuto 36. Esta situación sería fundamental, ya que el Espera con el marcador a favor en su campo es un equipo muy difícil de doblegar, ya que domina de forma magistral el ‘otro fútbol’. De hecho, poco más dejaría el primer período, para dar paso al segundo en el que el Ubrique UD mejoró notablemente, pero no lo suficiente para igualar el marcador. La tuvo Kiski en una jugada dentro del área chica, pero con todo a favor mandó el balón a las manos del portero local. Los ubriqueños se volcaron ante la meta de un Espera cuyo objetivo era para el juego y perder el máximo tiempo posible. Ya en el descuento, un polémico penalti a favor permitió al Espera conseguir el gol de la sentencia. Sobre este partido y la situación de las opciones del Ubrique UD para escalar a la zona alta de la tabla hemos hablado hoy con el capitán del Ubrique UD, Carlos Gil.

Por otro lado, el Ubrique UD B perdía en el día de ayer casi todas sus opciones de conquistar la primera posición del grupo 2 de la 4ª Andaluza, tras caer ante el Chipiona por 3 – 1. Los ubriqueños estuvieron muy imprecisos en la primera mitad, a pesar de haber tenido a su rival metido en su campo casi todo el tiempo. Los chipioneros de adelantaron en una contra tras un saque de córner por parte de los serranos, pero el Ubrique  UD pudo empatar en el 38 gracias al gol de Manuel Ordóñez. Tras el descanso, el Ubrique UD tuvo dos ocasiones clarísimas para ponerse por delante, pero no las aprovechó. Por el contrario su rival estuvo más acertado y con un gol de falta directa en el 70 y otro tras una pérdida de balón de la defensa ubriqueña terminó de matar el partido.

Etiquetado en: