Estudiantes, en la final del IV Trofeo Ignacio Peralta de fútbol sala, y Vampiros, en el Trofeo de Campeones de la Liga Local de Fútbol, fueron los auténticos triunfadores del fin de semana, al conseguir levantar el título en juego en cada una de las competiciones.

En la noche del viernes el Pabellón Polideportivo Municipal acogió la finalísima del IV Torneo Ignacio Peralta, que enfrentó a los equipos de Estudiantes y Marca 91, reviviéndose uno de los choques de máxima rivalidad de antaño. Sin embargo, el encuentro no fue tan igualado como los de entonces, mostrando Estudiantes una gran solvencia durante casi todo el choque.

Hay que reconocer que las fuerzas sí estuvieron muy igualadas en la primera mitad, con un Estudiantes que buscaba más la portería rival y un Marca 91 que creaba peligro con rápidos contragolpes. El equipo albinegro fue el primero en adelantarse en el marcador, aunque rápidamente obtuvo la respuesta del Marca, que fue capaz de empatar en una bonita jugada. Así se fue el partido al descanso, con la emoción de un marcador igualado que se rompería ya en la segunda mitad, cuando el equipo estudiantil fue capaz de marcar por dos veces y ponerse con un 3 – 1.

Esta vez, el Marca no reaccionó como en el primer período y no inquietó la portería rival, con un Estudiantes muy seguro atrás, que aprovechó los errores del Marca en pérdidas de balón para ponerse con ventaja. A falta de 5 minutos Marca 91 optó por el portero jugador, pero la jugada no le salió bien y solo le sirvió para encajar otros dos goles a la contra y poner el definitivo 5 – 1. Para cerrar el torneo, en la ceremonia de entrega de trofeos  los componentes de Estudiantes quisieron hacer entrega de la copa a la familia del malogrado Ignacio Peralta. Sobre este encuentro hemos hablado hoy con pedro Venegas, jugador de Estudiantes que también formó parte durante muchos años de la plantilla del Marca 91.

En la mañana del sábado, se disputó en el Antonio Barbadillo el Trofeo de Campeones, que enfrentó en formato triangular al campeón y subcampeón de la Liga Local, Vampiros y Cervecería Los Morenos, y al campeón del Trofeo de San Isidro, Juventud. En el primero de los partidos, de 45 minutos de duración, Cervecería Los Morenos superó a Juventud por la mínima en un partido igualado que se decidió por detalles. Juventud perdió todas sus opciones tras caer de nuevo en el segundo choque ante los Vampiros por 2 – 1, por lo que el título se iba a decidir en el último partido. Vampiros y Cervecería Los Morenos empataron a cero tras encuentro donde los contendientes se respetaron en exceso y no asumieron riesgos excesivos.

Como el año pasado, la tanda de penaltis decidió al campeón de campeones, que esta vez sí fue Vampiros, tras la derrota del pasado año ante Aspirantes. De esta manera, Vampiros completa una más que destacada temporada, logrando el título de Liga, el subcampeonato del Trofeo de San Isidro y el Trofeo de Campeones. Hoy nos ha visitado Mario Román, entrenador y máximo responsable de Vampiros, con el que hemos hablado sobre este Trofeo de Campeones y sobre la excelente campaña completada por su equipo, que se ha postulado como el auténtico dominador del fútbol local en esta última etapa.