Uno de los candidatos principales a lograr el título de campeón de la XXXI Maratón de Fútbol Sala es sin duda Estudiantes Panadería Sánchez, que esta temporada se ha alzado con los títulos más importantes, en lucha directa con Revolución la Freskita. Por dos ocasiones le ha ganado la partida a La Freskita, en Liga y Trofeo La Lupe, y su objetivo ahora es ganarle en su terreno, en la Maratón en la que el quíntuple campeón se siente más cómodo. El capricho del sorteo de grupos quiso que ambos equipos si van superando rivales se vean las caras antes de la final. Estudiantes también luchará contra su historia, ya que tras 10 años sin conquistar una maratón son muchas las ganas de sus componentes, que además reconocen que el equipo estudiantil parece estar gafado en esta competición, a la que siempre llega como favorito pero posteriormente decepciona.

Uno de los equipos que este año lo tiene bastante asequible para colarse en la final es Marca 91, que al igual que Estudiantes lleva mucho tiempo sin lograr un título que dominó desde 2004 al 2006, llevándose tres maratones consecutivas. Tras los problemas de efectivos durante la temporada, el equipo blanco espera contar con toda su plantilla para este fin de semana y exhibir el nivel de la primera parte de la temporada.

En la misma parte del cuadro del Marca 91 también está Bar La Plaza, que ha tenido un final de temporada excepcional, jugando a gran nivel y convirtiéndose en uno de los equipos revelación de la liga, después de superar un mal arranque. Con la ilusión de llegar lejos gracias a la relativa benevolencia de sus cruces, Bar La Plaza pretende ante todo disfrutar de una competición de la que algunos de sus componentes ya conocieron la gloria de proclamarse campeones.

En el día de hoy hemos hablado con Miguel Domínguez, de Estudiantes Panadería Sánchez, Carlos Gil, de Bar La Plaza, y Agustín García, del Marca 91.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.