El Ubrique UD conseguía el pasado sábado vencer al líder de la 2ª Andaluza, el Rayo Sanluqueño, en su casa , superándolo por 1 – 2 en un partido marcado por el mal estado del terreno de juego debido a la incesante lluvia. Los serranos se quitan así la espinita de su derrota en Espera y piensan ya en el derbi serrano ante el Juventud de Prado del Rey de la próxima jornada, mirando de reojo la zona alta de la clasificación.

Al Ubrique UD le costó entrar en juego el pasado sábado, cosa que aprovechó el Rayo Sanluqueño para ser el primero en inquietar la meta rival. Así, solo el poste salvó a Adrián de encajar un gol olímpico en estos primeros compases, aunque sería la excepción de este primer período, donde los locales apenas crearon peligro a la defensa ubriqueña. Por su parte, el Ubrique UD fue sumando ocasiones. En el minuto 20, Carlos Gil mandó fuera, con todo a favor, un remate de cabeza a la salida de un córner y en el 30 Peluca no pudo controlar un buen pase de Monte que le hubiera dejado solo ante la portería rival. De esta forma, el gol llegó en el minuto 44, cuando Aníbal sacó una falta y puso el balón en el segundo palo a Monte, que  a su vez pasó al primer palo donde Carlos Gil remachaba para poner a su equipo por delante. No supo defender su ventaja el cuadro serrano y en la siguiente jugada, el Rayo Sanluqueño empataba aprovechándose de un desajuste defensivo. Así se iba el partido al descanso. En la segunda mitad, el Ubrique UD salió mejor plantado y con el paso de los minutos se fue imponiendo sobre todo físicamente. A esto hay que unir que el equipo local se quedó con un hombre menos en el minuto 53, lo que aprovechó el Ubrique UD para dar un paso adelante y comenzar a dominar el juego y a buscar la portería rival, con mucha cautela atrás. En el 73, sería Peluca el que dejaba a su equipo con 10 jugadores, pero tan solo 4 minutos después, otro jugador sanluqueño era expulsado. Los ubriqueños no quisieron desaprovechar una ocasión así y en estos últimos minutos acosaron la meta rival hasta que llegó el 1 – 2 en el minuto 89. Kiski se internó hasta la línea de fondo para pasar atrás a Paco, que en el punto de penalti regateó a un rival de un zurdazo puso el 1 -2 definitivo. Sobre este partido hemos hablado hoy con uno de los jugadores destacados del pasado sábado, Aníbal Rodríguez, que ha querido destacar el buen momento por el que pasa su equipo en esta segunda vuelta y se ha mostrado confiado en sacar un resultado positivo de la próxima salida al municipal de Cuatro Vientos de Prado del Rey.

El Ubrique UD cadete ganó por 8 – 3 a un mermado Jédula Balompié, que se presentó en Ubrique con tan solo 9 jugadores. Los ubriqueños intentaron resolver lo antes posible en un terreno de juego muy afectado por la lluvia, poniéndose con un 3 – 0 a los seis minutos del comienzo. De esta manera, los menos habituales disfrutaron de más minutos, mientras fueron cayendo los goles. Marcaron Alejandro García, Iván Sánchez (2), Valentín Fernández (3), Juan García y Fernando Aranda.

El Ubrique UD infantil perdió por 3 – 4 ante el Jédula Balompié en un encuentro en el que los locales nunca se adaptaron a las condiciones del terreno de juego. Los visitantes ya ganaban 0 – 2 en el minuto 20, aunque el Ubrique UD pudo empatar antes del descanso. En la segunda parte, el Jédula se adelantó con un gol en propia meta de un defensa ubriqueño, que sería contrarrestado poco después para poner de nuevo el empate en el marcador. El Ubrique UD tuvo un par de ocasiones claras para ponerse por delante, sin embargo sería el Jédula el que se llevaría la victoria en los últimos minutos. José Antonio Parra fue el autor d elos 3 goles ubriqueños.

El Ubrique UD alevín cayó por 3 – 7 ante un WEA Sierra de Cádiz al que plantó cara durante buena parte del partido, pero que terminó llevándose el duelo por la mayor calidad de su plantilla. Francisco Javier Fernández, con dos tantos, y Álvaro Garcés, fueron los goleadores ubriqueños.

Por su parte, el Ubrique UD benjamín consiguió su segunda victoria consecutiva a costa de La Salle de Jerez, al que ganó por 2 – 3. El cuadro serrano se adaptó a la lluvia mejor que su rival, juagando un buen partido. Se adelantaron los ubriqueños con un gol de Juan Carlos Vilches, pero los jerezanos empataron antes del descanso. En la segunda mitad, los goles de Adrián Trujillo y de un defensa jerezano en propia meta pusieron al Ubrique UD con un 1 – 3, que pudo ser mayor si el portero local no hubiera estado tan fino y acertado.

Por último, el Ubrique UD prenejamín perdió con el Flamenco por 7 – 2, en un choque que ya ganaban los jerezanos al descanso por 6 – 1. Darío Amaya e Iker Pérez marcaron para el Ubrique UD.

Etiquetado en: