El atleta Bodo Kiekbusch, del CA Málaga, fue el vencedor absoluto de la XIX Carrera Popular Nutrias Pantaneras que se celebró ayer, quitándose de esta manera la espinita de la edición del año 2010 donde fue segundo de la general sólo superado por Javier Arana, que precisamente fue ayer subcampeón. En la categoría femenina, la isleña Raquel López Calcís se llevaba la victoria aventajando a la segunda clasificada en más de 4 minutos.

La carrera contó finalmente con la participación de 461 corredores, entre los que se encontraba la flor y nata del atletismo provincial y algunos gallitos venidos de otros puntos de la geografía absoluta. Nada más darse el pistoletazo de salida se formó en cabeza un grupo de 7 corredores, entre los que se encontraban el propio Kiekbusch, Arana, los hermanos jerezanos Álvaro e Isaac Segura Saborido, el cabecense Jorge Guisado, el rondeño Viritao Ruiz y el único representante serrano, Raúl Guerrero, el corredor de Algodonales que hace 2 años lograra la tercera posición de la general. Por detrás se formaba otro pequeño grupo donde estarían los ubriqueños Francisco Pazo, Manuel Olmedo, Juan de Dios Mateos o Antonio Santos. El primer grupo tardó poco tiempo en romperse, ya que el fuerte ritmo impuesto por Bodo Kiekbusch sólo pudo ser seguido por el roteño Javier Arana, y sobre el kilómetro 3 ambos se marchaban en solitario, con el corredor de la Costa del Sol tirando en cabeza y Arana aguantando su ritmo, en lo que parecía una reedición de la carrera de 2010. En aquella ocasión, Javier Arana supo esperar su momento en los kilómetros finales para dar un hachazo a Kiekbusch y llevarse la victoria después de que el malagueño llevara todo el peso de la carrera. De los errores se aprende y ayer Bodo no estaba disputo a dejarse arrebatar una victoria que, por el poderío físico demostrado después, se merecía. Así, antes de llegar a la rotonda del hotel Sierra de Ubrique (kilómetro 6), Arana ya no pudo seguir el ritmo del malagueño y comenzaba a perder terreno paulatinamente, cuestión imprescindible para ganar teniendo en cuenta la explosividad del roteño en los metros finales. Así Bodo Kiekbusch hizo los últimos kilómetros en solitario, marcando un tiempo final de 36’18’’, aventajando a Javier Arana en 44’’. El tercer atleta en cruzar la meta fue el jerezano Álvaro Segura con un tiempo de 37’56’’.

Más fácil lo tuvo la corredora del Carmona Páez Raquel López, que desde un principio impuso un alto ritmo que no fue capaz de seguir ninguna corredora. De hecho, los 43’27’’ con los que se llevó la victoria absoluta también le sirvieron para conseguir la 57ª plaza de la general. Por detrás entraban la sevillana del Orippo Teresa Gaitán (47’41’’) y la moronera Rosa Pilares (48’24’’), vencedora de la XVII edición de la carrera ubriqueña.

En cuanto a los locales, Francisco Pazos (39’56’’) fue el mejor de los locales, consiguiendo la 11ª posición de la general y aventajando en solo 5 segundos a Antonio Santos Orihuela, una de las sorpresas agradables de la prueba, que también conseguía la 13ª plaza. Juan de Dios Mateos completaba el pódium de los locales con 40’30’’ y la 17ª plaza de la general. En féminas, Ángeles María Bohórquez s era la primera local en cruzar la meta, con un tiempo de 55’11’’, por delante de María del Castillo y Rocío Mateos, que entraron juntas en la meta marcando el mismo crono de 58’03’’.

En el apartado organizativo, ningún incidente reseñable durante la prueba que lograron finalizar 430 corredores. El Club de Atletismo Nutrias Pantaneras rindió homenaje a Serafín Maza, socio y del club y un personaje destacado dentro del deporte ubriqueño, y a María del Carmen Ramírez Vela por todos sus éxitos conseguidos en estos años en el mundo del atletismo, tanto urbano como de montaña.

Pueden consultarse las clasificaciones aquí. También hay fotografías disponibles en la galería Picasa de Ermanué, del Club de Atletismo Carmona Páez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.