El piloto almeriense José Antonio Aznar (Audi A4) volverá a ser uno de los atractivos de la XVII Subida Internacional Ubrique – Marca de Garantía, ya que de nuevo vendrá hasta Ubrique con la intención de dar espectáculo sobre el asfalto y de adjudicarse de una vez por todas una victoria absoluta en alguna de las mangas de carrera. Así lo ha confirmado el vigente campeón de España de Montaña en el día de hoy en nuestra programación especial dedicada a la Subida Ubrique. Aznar ha destacado las ganas que tiene de vencer sobre el asfalto ubriqueño al piloto asturiano José Antonio López Fombona, auténtico dominador de los últimos años, una de las pequeñas asignaturas pendientes después de arrebatarle el título nacional. Aznar se ha mostrado confiado en poder revalidar el título nacional a pesar de no luchar en igualdad de condiciones con López Fombona.El piloto de Cuevas de Almanzora ha mostrado también su pesar por la mala situación por la que atraviesa el automovilismo andaluz y nacional debido a la crisis económica que ha afectado duramente tanto a organizadores de pruebas como a pilotos y equipos.

Por otra parte, hoy hemos tenido el privilegio de conocer de primera mano la aventura deportiva que vivieron los ubriqueños Antonio Pérez y Carlos Pino en el Rally Clásico del Atlas, una prueba automovilística que se celebró a primeros de abril en Marruecos y en el que sólo podían participar vehículos de más de 20 años de antigüedad. La pareja de Ubrique ha recorrido más de 3.000 Km al volante de un Renault 4 adaptado para la ocasión y que ha sido capaz de soportar la dureza de un recorrido por pistas asfaltadas y sin asfaltar, montañas, mesetas, valles, vados, dunas, zonas pedregosas, etc. Aunque el elemento más importante, aparte del competitivo, ha sido sin duda el solidario, ya que se trata de una prueba cuyo principal fin es prestar ayuda humanitaria a las poblaciones y aldeas más olvidadas de la cordillera del Atlas, para los que la organización obligaba a los participantes a distribuir alimentos no perecederos, ropa, medicamentos y material escolar entre sus habitantes, con lo que además les mostraba a los deportistas la precaria realidad y necesidad en la que viven estas poblaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.