Andrés Vilariño al volante de su NormaEl piloto donostiarra Andrés Vilariño (Norma CN) ha sido el auténtico protagonista de la XVIII Subida Internacional Ubrique – Benaocaz, donde ha batido hasta en tres ocasiones el record histórico de la prueba, que pertenecía precisamente al propio Vilariño, que en 1999 logró completar el trazado en 2’13’’ con su antigua barqueta Osella. En esta ocasión, el vasco bajó el crono en la Carrera 1 en 2’12’’919, dejándolo en 2’12’’882 en la Carrera 2 y pulverizándolo con 2’10’’721 en la tercera Carrera, una marca que según los entendidos todavía tiene margen de ser rebajada por el propio Vilariño. Lógicamente, la victoria absoluta en el Campeonato Europeo fue para Andrés Vilariño, que no tuvo rival durante todo el fin de semana.

José Antonio López FombonaEn lo referente al Campeonato de España de turismos, la Subida Ubrique de este año ha estado marcada por la irrupción del Audi Quatro DTM que José Antonio López Fombona estrenaba por primera vez en la montaña y que ya ha dado muestras de que seguramente sea una montura imbatible esta temporada. Haciéndose a los mandos del DTM, el piloto asturiano ya lograba un muy buen resultado (2’25’’117) en la carrera del sábado, quedándose muy cerca del tiempo del Mosler del vencedor, Raúl Borreguero (2’25’’028) y por delante de otra de las sorpresas, el piloto andorrano Gerad de la Casa, que con su Seat Córdoba WRC conseguía la tercera plaza con 2’29’’206. Pero en las dos carreras del domingo arrasó con 2’22’’743 y 2’20’’762, tiempos más propios de la Copa CM que de un turismo. En la Carrera 2 estuvo acompañado en el pódium por José Antonio Aznar (AUdi A4) y Raúl Borreguero, mientras que en la Carrera 3 el propio Borreguero y Eduardo Noriego (Audi A4) fueron los que le secundaron en el pódium. Al final, quedó la sensación de que el DTM no tendrá rivales este año y que sus características son más propias de una barqueta que de un vehículo carrozado.

Javi Villa En CM, Javi Villa confirmó de nuevo su favoritismo ante el resto de pilotos. Se adjudicó las tres carreras, aunque los tiempos marcados no mejoraron los del año pasado, consecuencia también de estrenar el BRC B49 en Ubrique, con algunos reglajes pendientes de comprobar la respuesta del vehículo en carrera. El campeón de España, Óscar Palacio, que también estrenaba su Demon Car, conseguía la 2ª posición el sábado pero se tenía que conformar con la 3ª en las otras dos carreras debido a la irrupción del mallorquín Antonio Alarcón (Silver Car), que conseguía dos segundos puestos en su estreno en el Nacional de Montaña. El asturiano afincado en Marbella Jonathan Álvarez también subía al pódium en la primera carrera con un tercer puesto.

David SuárezEn el Andaluz, Aznar no tuvo rivales. El sábado, José Blanco (Mitsubishi EVO IX) y Alberto García (Renault Clío Sport) acompañaron al almeriense en el pódium, mientras que el domingo, el ubriqueno David Suárez (Renault Clío Williams) y el británico Mike Roy Anderson (MK Indy) se alternaron el segundo y tercer puesto. Excelente actuación también de Antonio Suárez (Ford Sierra), que además de lograr entrar en las primeras posiciones de la general de turismos, conseguí tres segundos puestos en la categoría de Históricos Clase 2, y de Pedro Rubiales (Renault Clío Sport), que conseguía un segundo y dos terceros puestos en la categoría F2000.

Hoy lunes lo hemos dedicado a hacer balance organizativo y deportivo de esta XVIII Subida Internacional Ubrique – Benaocaz con el presidente de Escudería Ubrique, Pedro Carlos García, que ha expresado las sensaciones que este fin de semana ha dejado en los componentes de su equipo y en los responsables deportivos de las distintas federaciones, mostrando su satisfacción por el buen desarrollo de la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.